Archivo de la etiqueta: recuerdos

8-3-73

Nací demasiado pronto,
en el día de las mujeres calladas,
cuando los bautizos eran decreto y
los ataúdes las calles gobernaban.

Eran días de pantalón corto y nieve,
orilleres para tapar las palabras,
monjas en las escuelas,
todo en blanco y negro, inexistente.

Llovía en otoño y nevaba en invierno,
paperas y rubeolas,
templaba la primavera, ardía el verano,
y los domingos; misa y merienda.

Nací demasiado pronto,
en el día de las mujeres guerreras,
y al morir el demonio
se hizo la primavera.

iñaki navarlaz rodríguez

Recuerdos de lo cotidiano

Imagen https://www.flickr.com/photos/zaragozaantigua/32927132966

El sitio de los recuerdos

Con los sentidos metidos
siempre
en una jaula,
caminamos con los pies
bien vestidos,
derretidos en el tiempo,
y
las verdades construidas
con armaduras
de barro.

Y ahí vamos,
alejados
de nosotros mismos,
mentiras
haciendo vida
y
tumbas vacías.

Olvidos ocupando el sitio de los recuerdos.

iñaki navarlaz rodríguez

Desencuentros

Imagen https://pixabay.com/es/photos/uro-carne-de-vacuno-granja-comer-4611732/

Vacíos

El bar vacío de sentimientos;
árboles interpretando a las mesas
y mentiras haciendo de árboles,
demasiada luz para ese apagar.

Una conversación en euskera,
otras dos en castellano,
se desenredan entre ellas;
sus espaldas parecen los muros del cementerio.

El director de orquesta pone las cañas,
las canta y las surte con la voz pequeña,
cejas grandes y tono grave,
pocos se atreven a entrar en el vacío.

El tiempo pasa y los muros no se mueven,
quietos, inmensos.
El bar vacío de sentimientos deja caer la persiana.
Mañana será el mismo día.

iñaki navarlaz rodríguez

Recuerdos de lo cotidiano

Fotografía: https://pixabay.com/es/photos/restaurante-restaurante-ambiente-bar-826738/

Adiós para siempre

Se han deshecho las palabras en mil infiernos,
se han roto las pinzas de la ropa tendida,
somos olvido en todos los tiempos,
nos hemos despegado como el marcapáginas de nuestra vida.

Ahora buscamos soles en aquellos encuentros,
escarbamos en los siglos para desenterrar segundos,
esos que saben a dulce en las lenguas arrasadas,
demasiado tarde para recordar lo que olvidamos.

Mañana nos besaremos a toda velocidad,
dejaremos pasar las lágrimas por la mirada,
pensaremos que sentimos no sentir lo que pensamos,
el adiós para siempre será nuestra mejor versión de los acontecimientos.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

Imagen: https://pixabay.com/es/photos/teclado-negro-bot%C3%B3n-el-fin-adi%C3%B3s-2553530/

Sólo sabe matar

Salen
a pasear
las lágrimas olvidadas,
las que estaban siempre
esperando al viajero del miedo,
ése que destroza y me mata.

Mata, porque ya sólo sabe matar,
en su maldad de apisonadora
huye de lo humano,
del abrazo cálido;
sólo sabe
matar.

iñaki navarlaz rodríguez

A la contra

*Imagen de PIRO4D

En el barco de los piratas

Me mordiste en el vientre con los labios
que te habías pintado con el corazón,
con el viento volaban tus palabras, bailabas,
yo miraba, un vaso se vaciaba entre mis manos,
un cigarro, lágrimas que zozobraban en tu mirada.

Seguimos cogiéndonos en oscuros rincones
bordeando la ciudad, pasos,
voces que ya no miraban,
y la luna que en silencio se iba yendo con el sol
a mirar las nubes, no hubo tiempo para decirnos adiós.

Y te volví a soñar subido a los tejados,
y te vi quemando las calles bailando
rumbas con los charcos del invierno;
cerca una botella para flotar hasta tu ventana
cuando desnuda te subías conmigo.

Perdimos el rumbo y los caminos que
bajo la lluvia cada mañana nos llevaban
de tu cama a la mía mientras jugábamos
a inocentes en el barco de los piratas;
donde nos robábamos las ropas y los besos,
y olvidábamos todo lo que no nos pertenecía
para cogernos por las cinturas del alma.

iñaki navarlaz rodríguez

Corazones Idiotas

*Imagen de Free-Photos