Archivo de la etiqueta: labios

23-06-2018

“Huellas”

Caen las pesadas hojas del otoño
como las huellas de la guerra,
y esperando en un cajón
se esconden esos sueños perdidos que
mientras se fuman la noche hacen que
los segundos se disfracen de siglos.

Y siguen lloviendo balas
con los labios pintados de sangre.

Y sus besos atraviesan los corazones enamorados
como la respiración las palabras.

Vuelan las frágiles miradas a ninguna parte
como las huellas de la muerte,
mientras, al otro lado de la nada
flotan en un estanque de vísceras
los esquivos rayos de un sol que
se vestirá de eclipse.

Y seguirán las balas respirando
entre las palabras que ya no se dirán…

iñaki navarlaz rodríguez

“Manifiesto”

Fotografía: Playa de las Catedrales (Ribadeo-Lugo) – verano de 2017

Rozo tus labios

Ya,
en busca
de los caminos
perdidos en los horizontes
de los días que acontecen.

Encontrados los pies, que descalzos
recorren las esperanzas bienvenidas,
rozo los besos,
las nubes,
vuelo.

iñaki navarlaz rodríguez

“A la contra”

Imagen de ivanovgood

Mi corazón

Mi corazón tiene rejas y puñales,
frases de tal o cual noche,
bailes,
ratos acostado entre serpientes y caricias;
también tiene besos y amaneceres
rodeados de lobos inventados.

(se abren puertas y caen cadenas del cielo para cogerme los dedos)

Mi corazón está a solas consigo,
lejos de cualquier estrella que veo,
pero tan encima de la tierra
que llora cuando llueve,
y duerme cuando el sol sale a beber.

(se retuercen las calles y las casas del cielo para cogerme los pasos)

Siempre han existido otros corazones
para vivir de prestado amores antes ya enterrados,
también barcos con rumbo perpetuo
descolgados del mar y las playas;
entre fieras o muñecas de cartón
siempre elegí un beso prolongado que,
ya di cuando el miedo me dibujó culebras.

(se vuelan las nubes y los planetas del cielo para cogerme los sueños)

Mi corazón pierde la vida y la sangre,
le duelen las venas de día,
al dormir el alma;
y las entrañas se revuelven en la conciencia
que se pierde cada vez un poco más
entre los labios de tantas noches
y los poemas que no dictó dios.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“Corazones idiotas”

Imagen de PhotoMIX-Company