He desnudado mis pies

He desnudado mis pies,
y los he puesto en el camino.
Dispuestos a dejar huellas desordenadas,
a retar a mi vida conmigo mismo.

Los horizontes vienen y van.
Como si la primavera bailara sola,
sin otoños ni flores.
Con tanta libertad que no pueden descansar.

He desnudado mis pies.
Porque los zapatos morirán
sin recordar sus pisadas.
Sólo necesitaré uñas y carne para vivir.

iñaki navarlaz rodríguez

Desencuentros

Imagen https://pixabay.com/es/photos/pies-arena-mar-verano-u%C3%B1as-de-gel-195061/

Rearmado

Ya no tengo sombras ni reptiles
que puedan devorar mi alma,
sólo quiero caminos inexplorados,
llanuras y montañas inalcanzables.

Mis pies en su desnudez infinita
riegan las huellas que me dan de comer,
y como, a la vida como un cazador de la sabana
en cada instante, en cada mirada.

Y ahora que sé que me queda todo
no quiero detener mis pisadas,
me traigo los horizontes que no llegan,
me rearmo las caricias y las manos.

 

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen: https://pixabay.com/es/photos/puesta-del-sol-sun-cielo-de-noche-2021266/

Las huellas del alma

No quedan huellas en el alma
que descubran las tormentas infinitas
que nos acorralan siempre
y no terminan;
nos entierran
profundamente.

Y
en esa
profundidad que nunca
deseamos por miedo degustar,
a veces están aquellas huellas
que una noche cayeron del alma.

iñaki navarlaz rodríguez

A la contra

*Imagen de https://pixabay.com/users/piper60-19643/

23-06-2018

“Huellas”

Caen las pesadas hojas del otoño
como las huellas de la guerra,
y esperando en un cajón
se esconden esos sueños perdidos que
mientras se fuman la noche hacen que
los segundos se disfracen de siglos.

Y siguen lloviendo balas
con los labios pintados de sangre.

Y sus besos atraviesan los corazones enamorados
como la respiración las palabras.

Vuelan las frágiles miradas a ninguna parte
como las huellas de la muerte,
mientras, al otro lado de la nada
flotan en un estanque de vísceras
los esquivos rayos de un sol que
se vestirá de eclipse.

Y seguirán las balas respirando
entre las palabras que ya no se dirán…

iñaki navarlaz rodríguez

“Manifiesto”

Fotografía: Playa de las Catedrales (Ribadeo-Lugo) – verano de 2017