Muerden los días

Ahora muerden los días
las pestañas de la primavera,
la dejan desconchada
en otoños infinitos.

El mundo sigue en su girar
y girar para no ir jamás,
ese jamás que está aquí,
sentado en el sofá del destino.

La vida parece fácil y lo es,
lo que la complica es vivirla
como la mariposa gusano que
pronto lo gana y lo pierde todo.

Cada paso que damos se marcha,
busca sus huellas pero son todas nuevas,
y nos muerden los días
las cosquillas que nos tronchan.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

Imagen https://pixabay.com/es/photos/cocodrilo-diente-snap-mordedura-239879/ -editada

Un día cualquiera

Ya no quedan ni cafés por la mañana,
de camino a las faenas ¡humo!
¡qué duras pasan las horas detenidas!
El mediodía se atisba siempre lejano.

Ya no hay consuelo en el filete
porque lo que se avecina aburre,
¡qué dura está la tarde para los dientes!
El viento empieza a llevarse ese sol que abrasa.

Ya no quedan ni almohadas para los sueños,
los pasos tiemblan hasta el descanso,
¡qué dura pasa la noche cuando hay luciérnagas!
El día que huye y nos trae de vuelta.

Ya no quedan ni cafés por la mañana…

iñaki navarlaz rodríguez

Recuerdos de lo cotidiano

*Imagen https://pixabay.com/users/skitterphoto-324082/