Cada noche

Cada noche que miro al vacío veo las calles llenas de miserias, de prostitutas y borrachos, de pobreza, de asesinos y camellos, de sombras, de hipócritas que venden su democracia como si de ello dependiese nuestra vida, ¡y depende! y sufro el fuego que me arde en las tripas. Veo al cielo como apaga su…

La casa robada

Amanece temprana cada mañana. Entre olivos corre una brisa que mancha las aceras y los cristales de polvo sombrío, allí, donde se esconde la sombra de una casa robada. Fugaz encuentro entre la sirena y aquella marea de ayer alta, como el beso que dio, una miga a una paloma. Recuerdo todavía ver la nieve…

Cegueras

En las sombras del pasado la memoria revive el futuro, y en ese horizonte, el hombre pierde tiempo. Muchos años pasan sin ser dibujo, muchos días se agolpan bajo su mirada para cantar a lo que se fue y no volverá. Este adiós infinito; que arrasa; se esconde entre los surcos de las ideas e…

Cuentan que en Coimbra…

Como si fue puta y reinó por un día, y no tuvo palabras, ni súbditos, ni rey. Una noche la muerte la besó tan fuerte que su cabeza separó del alma el cuerpo; y aquella ejecución sabida se convirtió en el odio más grande cantado. Padre e hijo lucharon con amor, y cada luna que…

¿Qué ha sido?

Una copa agota mi madrugada entre suspiros que apagan las luces de la calle que yo antes solía pasear. La noche se hace más corta cada vez que respiro, el día parece seducirme pero me engaña, y, ¿dónde quedaron aquellas mañanas? cuando soñar no tenía precio y al salir era libre, ¿dónde quedó el barco…

Tantos años por crear

Poder brotar cada primavera y mirar por encima de las montañas. Saborear el agua que cae, el sol que riega mis venas. Notar mis raíces agarrarse con fuerza, sentir mi flor cómo se abre al mundo… Y comer la tierra que me parió, y respirar el viento que me vuela. Iñaki Navarlaz Rodríguez (La verdad…

La mano

El mundo puede cogerse con una mano cuando sola te veo caminar, tu imagen se vuelve belleza sin movimiento, una forma aún sin dibujar. Y mientras camino sin pies, los minutos arrastran la vida de la adolescencia a una incierta realidad, donde el charco se transforma en océano y la tierra se ve atrapada en…

Ya no se ríe

Mi muralla se desmorona como el polvo ante la mirada, los surcos de esta soledad que envenena apetecen rematar mi penúltimo suspiro; y esa tristeza atardece mientras escucho cantar a la risa del mundo. La luz ha iluminado toda mi sombra y ha mostrado mi alma desnuda, un barco que no encontró agua para hundirse;…

La gran pistola del hombre pequeño

La locura se ha hecho dueña de la calle, el desprecio más sutil gobierna de la mano del miedo, mientras por el horizonte empiezan a colgar cuerpos que ya no quieren respirar, y en esos momentos en los que se odia los hombres devoran el olor maldito de la sangre. El río se vuelve mar…

No te olvides

Siento que el aire me respira mal, que el mar moja mis manos desnudas, y ya no puedo recorrer el camino a ti porque mi mirada se ha nublado al escuchar la voz de tus sombras. Siniestras, miedosas, desconfiadas… Y mueres en cada momento que no piensas en ti, cuando olvidas el sabor hermoso de…