En el refugio de las verdades

En el refugio de las verdades encontramos aliento a nuestros pasos, pequeños, titubeantes, firmes, vamos moviendo nuestros ligeros corazones, desde el miedo, a los rincones de la esperanza, despacio, siempre hacia adelante. En las cuevas profundas de nuestras almas a veces aparecen caricias, olores, besos reminiscentes haciendo bullicio, palabras, que versionan sentimientos presentes, pasados, que…

Viento a favor

El viento empieza a formar huracanes a favor, horizontes cada vez más cercanos, deseados, que veloces abren sus caricias al tiempo de los cuerpos que se tocan. La vida a veces fluye en direcciones contrapuestas que en encontrarse se retuercen en lechos de carne y mariposas, y allí, en el segundo que duran los besos…

Sin mirar atrás

En el andar de la mirada he encontrado flores que se marchitan enterradas en tierra reseca. También he visto, pedazos de corazón congelado durmiendo junto a intestinos reventados. Y detrás de las rocas, a su sombra, también he notado que ruge la vida como una leona en fuga. Que ya no mira atrás, siempre para…

Alejados

Empieza mi cerebro a bombear ruidos de sentimientos lejanos, de las vísceras corriendo por la sangre como el lobo mordiendo a su presa. El corazón que sólo se duerme entre vientos y mareas, lucha con armas de plastilina, roto en caminos desandados. La vida entonces se come las palabras siempre entredichas, y siempre enmudecidas, como…

Después de la guerra

El corazón abrumado. La frente inclinada al vacío. El pensamiento rompiéndose. Así, sin brillo, caminan mis pies descalzos, sin rumbo, sucios, como enjaulados bajo tierra. Y las flores rotas han dejado su aroma abandonado en la sombra, sin luz, sin raíces, resecas como mi alma después de la guerra. Y al fin, en el vuelo…

Mi pecho

Salen de mi pecho aromas de café enjaulado en calles que se hacen interminables. Y por ellas camino solo, buscando un pequeño lugar, un momento, una esquina donde dejar ese abrazo que ayer no di. Entran en mi pecho luces de farolas encadenadas en caminos que se vuelven primavera. Y por ellos camino como nuevo,…

Del corazón

En la foz vuelan los buitres con la máscara de las nubes, acechando pacientes su presa que nace de las vísceras del corazón. Allí, en un rincón, se mece la suerte del propósito olvidado, roto y ahuyentado del camino que marca el agua de la mirada a las entrañas del corazón. Y al fin, llega…

Caminos inexplorados

En la mañana de mis noches se despiertan todos mis amaneceres impenetrables como los huracanes que arrastran las alegrías y desdichas, todas, mezcladas, revueltas en las nubes tormentosas que esconden mil soles ardientes, los caminos que se intuyen y que por no paseados se pierden en la tarde que anochece, solitarios, oscuros, tremendamente inexplorados, pulcros,…

El camino de mis pies descalzos

En el naufragio de los sentimientos retomo el camino de mis pies descalzos que van dejando huellas en el barro del corazón, inundando los cauces de mis venas de corrientes inexploradas donde los pensamientos se ahogan sin tiempo de bucear hasta mis entrañas. Esos mismos pies descalzos a veces clavan sus uñas en la esperanza…

Pasos ingrávidos

Los pasos me tropiezan 1.000 veces perturbados por las nieblas que invaden las islas de mi camino, que ahora me recorre él iluminado por las luciérnagas de mis vísceras. De todas las mañanas ya no me quedan noches, ni recorridos náufragos en las sombras de las hojas que el otoño tumba, ya sólo tengo venas…