Adiós para siempre

Se han deshecho las palabras en mil infiernos,
se han roto las pinzas de la ropa tendida,
somos olvido en todos los tiempos,
nos hemos despegado como el marcapáginas de nuestra vida.

Ahora buscamos soles en aquellos encuentros,
escarbamos en los siglos para desenterrar segundos,
esos que saben a dulce en las lenguas arrasadas,
demasiado tarde para recordar lo que olvidamos.

Mañana nos besaremos a toda velocidad,
dejaremos pasar las lágrimas por la mirada,
pensaremos que sentimos no sentir lo que pensamos,
el adiós para siempre será nuestra mejor versión de los acontecimientos.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

Imagen: https://pixabay.com/es/photos/teclado-negro-bot%C3%B3n-el-fin-adi%C3%B3s-2553530/

Anuncios

Rearmado

Ya no tengo sombras ni reptiles
que puedan devorar mi alma,
sólo quiero caminos inexplorados,
llanuras y montañas inalcanzables.

Mis pies en su desnudez infinita
riegan las huellas que me dan de comer,
y como, a la vida como un cazador de la sabana
en cada instante, en cada mirada.

Y ahora que sé que me queda todo
no quiero detener mis pisadas,
me traigo los horizontes que no llegan,
me rearmo las caricias y las manos.

 

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen: https://pixabay.com/es/photos/puesta-del-sol-sun-cielo-de-noche-2021266/

Palabras encontradas

Busco en cada página las palabras
perdidas de mi garganta,
las últimas y las primeras,
las que canté y las que sostuve
cuando los castillos se derrumbaban.

Las busco también entre el aire y la tierra,
debajo de las sombras y encima de las pestañas,
algunas veces creo verlas al otro lado del horizonte,
subiendo a un tren en marcha, ¡espejismos!
Las más; acaban cayendo del lápiz sin paracaídas.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/es/users/leahboorse-8110028/

De regreso

De regreso me reencuentro con las palabras que
ya habían perdido los acentos y el viento,
ahora, las tengo cogidas por la cintura del lapicero y
despacio las desvisto, alardeando de su sombra en el diccionario.

Han venido ellas sin llamarlas a gritos,
han llegado en silencio, como queriéndolo decir todo,
arrasando primaveras e inviernos, haciéndome volar,
pintando cada sueño en una hoja en blanco.

De regreso me han venido las palabras desde el aliento,
han cobrado vida las idas y venidas de los segundos,
han roto el tiempo, con dulzura lo han destrozado,
todos mis sonidos abrazados, del silencio escapando.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/es/users/stokpic-692575/

Sudando los poemas

Me han robado los lápices las musas,
me han dejado las páginas en blanco,
sin palabras, sin solución
abandonado a la suerte del silencio,
y encadenado al olvido pierdo hasta los poemas.

Y en ese romper para buscar
encuentro este cuaderno que empieza
a alumbrar los recuerdos, y brotan,
y surgen las palabras antes escondidas,
dejando mi corazón tranquilo, que no confiado,
lleno de letras que cocinan poemas,
esos que construyen el sentido de la vida.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/es/users/engin_akyurt-3656355/

Haciendo el amor

Hay silencios entre las sábanas,
también gemidos.
También respiraciones aceleradas.
Hay temblores por las noches,
también por el día.
Hay tanto amor, que arrasa.

Ya no hay verdades ni mentiras,
sólo los sentidos despiertos y los ojos cerrados.
Las manos encontrando,
las piernas haciendo lazos.
Y vueltas… Y revueltos.
Ya sólo el sudor nos lleva al descanso.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen de Pixabay

A la deriva

A la deriva porque quiero,
llevo mi camino bajo los pies
que descalzos van mostrando todas
las pinceladas que puede soportar mi lienzo.

Y roto en los pedazos necesarios
me reconstruyo en las derivadas,
nunca en las sumas y las restas,
soy más abecedario que matemáticas.

A la deriva me vengo
dando rodeos a las sombras,
las que huyen y las que quedan,
como yo, perdido y expectante.

Qué vendrá,
ojalá el viento me muestre el horizonte,
a dónde llegaré,
ojalá no llegue nunca para tener que seguir caminando.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/users/free-photos-242387/

Mil veces

Me rozaste la vida mil veces
pero siempre te equivocabas,
temías abandonar tus pisadas
para en el camino olvidarlas.

Y así huiste mil veces
para regresar otras tantas,
dejando tus huellas tan lejanas
que la vida que pensaste ya no era tuya.

Y yo te quise mil veces
y te dejé volver otras tantas,
y te vi marchar esas mismas
hasta que mis ojos dejaron de mirar.

Me rozaste la vida mil veces
pero siempre me equivocaba,
temía encontrar mis pisadas
para que otro camino tomaran.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/users/snapwiresnaps-692569/

De lejos

De lejos vienen tus labios
a morder la piel y los sentidos,
a despojarnos del viento y de la tierra,
a dejarte mecido el corazón.

De lejos llegan tus manos
a coger las caderas y la mirada,
a movernos entre las nubes y el sol,
a traerme la emoción al corazón.

Y allí, de lejos, de donde te vienes,
nos iremos a explorar el horizonte,
la piel y las miradas, allí,
al fin del mundo, donde comienza todo.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/users/41330-41330/

Palabras envueltas

Han envuelto las palabras en azufre
arrojándolas a los ríos del infierno,
las han dejado allí, abandonadas,
muriendo y aniquilando a partes iguales.

Y de los cementerios han desenterrado al odio
para ponerlo en los altares del miedo,
y desde ahí desgobernar las libertades arrasadas
para dejar las que sus bocas dictan.

Han envuelto las palabras en insulto
a los corazones que sólo piensan vida,
las han dejado aquí bombardeando,
trocando la tierra por lava.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*imagen https://pixabay.com/users/openclipart-vectors-30363/