Archivo de la categoría: Cajón desastre

Caminamos sobre la tierra

Caminamos sobre la tierra
dejando incendios en su corazón,
devastamos,
arrancamos todos los mares,
avanzamos hacia la muerte
dejando nada,
vacíos,
sombras demasiado frías para respirar.

Y la tierra ya no nos quiere perdonar,
en sus soledad salvaje nos responde
quitándonos el aire que ya no queremos,
espantándonos la vida con olas gigantes,
poniéndonos la vacuna de la pena de muerte…

Y seguimos pisoteándola,
marcándola con nuestras huellas de exterminio.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

Palabras que alimentan

Se enredan las palabras en los rosales
que jalonan el camino a todas partes,
y no saben que al juntarse dentro de las huellas
hacen que florezcan en invierno mil primaveras.

¡No calles nunca la voz del pensamiento!
¡No apartes el lápiz de las hojas del otoño!
¡Deja que caigan para jugar con ellas a poetas!
¡No tengas miedo de decir lo que las palabras cuentan!

Y al final, donde los horizontes se confunden,
quedan gravadas en los ojos y las bocas.
Para que crezcan los bosques y los ríos
como alimento de los sentidos y la vida.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

Imagen https://pixabay.com/es/photos/%C3%A9rase-una-vez-escritor-autor-719174/ -editada

Muerden los días

Ahora muerden los días
las pestañas de la primavera,
la dejan desconchada
en otoños infinitos.

El mundo sigue en su girar
y girar para no ir jamás,
ese jamás que está aquí,
sentado en el sofá del destino.

La vida parece fácil y lo es,
lo que la complica es vivirla
como la mariposa gusano que
pronto lo gana y lo pierde todo.

Cada paso que damos se marcha,
busca sus huellas pero son todas nuevas,
y nos muerden los días
las cosquillas que nos tronchan.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

Imagen https://pixabay.com/es/photos/cocodrilo-diente-snap-mordedura-239879/ -editada

Adiós para siempre

Se han deshecho las palabras en mil infiernos,
se han roto las pinzas de la ropa tendida,
somos olvido en todos los tiempos,
nos hemos despegado como el marcapáginas de nuestra vida.

Ahora buscamos soles en aquellos encuentros,
escarbamos en los siglos para desenterrar segundos,
esos que saben a dulce en las lenguas arrasadas,
demasiado tarde para recordar lo que olvidamos.

Mañana nos besaremos a toda velocidad,
dejaremos pasar las lágrimas por la mirada,
pensaremos que sentimos no sentir lo que pensamos,
el adiós para siempre será nuestra mejor versión de los acontecimientos.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

Imagen: https://pixabay.com/es/photos/teclado-negro-bot%C3%B3n-el-fin-adi%C3%B3s-2553530/

Rearmado

Ya no tengo sombras ni reptiles
que puedan devorar mi alma,
sólo quiero caminos inexplorados,
llanuras y montañas inalcanzables.

Mis pies en su desnudez infinita
riegan las huellas que me dan de comer,
y como, a la vida como un cazador de la sabana
en cada instante, en cada mirada.

Y ahora que sé que me queda todo
no quiero detener mis pisadas,
me traigo los horizontes que no llegan,
me rearmo las caricias y las manos.

 

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen: https://pixabay.com/es/photos/puesta-del-sol-sun-cielo-de-noche-2021266/

Palabras encontradas

Busco en cada página las palabras
perdidas de mi garganta,
las últimas y las primeras,
las que canté y las que sostuve
cuando los castillos se derrumbaban.

Las busco también entre el aire y la tierra,
debajo de las sombras y encima de las pestañas,
algunas veces creo verlas al otro lado del horizonte,
subiendo a un tren en marcha, ¡espejismos!
Las más; acaban cayendo del lápiz sin paracaídas.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/es/users/leahboorse-8110028/

De regreso

De regreso me reencuentro con las palabras que
ya habían perdido los acentos y el viento,
ahora, las tengo cogidas por la cintura del lapicero y
despacio las desvisto, alardeando de su sombra en el diccionario.

Han venido ellas sin llamarlas a gritos,
han llegado en silencio, como queriéndolo decir todo,
arrasando primaveras e inviernos, haciéndome volar,
pintando cada sueño en una hoja en blanco.

De regreso me han venido las palabras desde el aliento,
han cobrado vida las idas y venidas de los segundos,
han roto el tiempo, con dulzura lo han destrozado,
todos mis sonidos abrazados, del silencio escapando.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen https://pixabay.com/es/users/stokpic-692575/