Con la luna en las manos

Me has dejado la luna en las manos
y te has marchado mirando al vacío,
así los mares se han retirado de las playas
ahogando a la tierra que ya sólo se derrite
mostrando mi piel desnuda al frío,
roto en mil pedazos imposibles.

En tu nuevo caminar
las huellas se van borrando,
desapareces como el aliento de los muertos,
eres el olvido que ni quiero recordar,
sólo la luna, la que juega en mis manos,
es la que se quiere quedar.

En mi estrenado caminar
las huellas se van construyendo,
se levantan las montañas y la mirada,
me pongo en modo siempre pa’lante
con la luna entre mis manos,
y una idea, continuar siempre.

iñaki navarlaz rodríguez

Desencuentros

*Imagen https://pixabay.com/users/185053-185053/