Aterrizaje

En mis vísceras se esconden mis sentimientos más perversos, aquellos, que si flotasen entre corrientes destruirían mi alrededor más acomodado. Así, de mi corazón apretado ya sólo brotan flores que en marchitarse gastan las horas que van de las palabras a las miradas perdidas. Ahora, en este momento que se alarga lo que dura un…