Fronteras

Contra el muro huyen los descalzos,
los que ya no tienen tierra,
y ahora se agarran al camino,
ése que al final los espera con espinas.

El odio los aguarda bien armado,
preparado para escupirles en el alma,
¡pobres pies desnudos y ensangrentados!
Cogerán sus corazones para jugar a los muertos.

iñaki navarlaz rodríguez

Poesía de palabras duras

*Imagen de Free-Photos

Anuncios