La montaña

Ruge la montaña llamando al horizonte,

ése que se le escapa cada anochecer

cuando las nubes se vuelven niebla.

Ruge la montaña hasta cuando descansa,

porque nunca permanece callada.

iñaki navarlaz rodríguez

Micropoemas de la tierra

*Imagen de Simon

Anuncios