(Mi) deseo

Hoy por fin
el deseo ha vencido al deber,
ha abandonado al destino
tomando el camino a desandar.
Hoy la tormenta ha dejado caer
sus primeras gotas imparables,
ha desencajonado los truenos
que rápidos arreciarán sin compasión.

Hoy al fin
sin deseo
no quiero vivir,
sólo pienso
en mí
porque
sin mí
jamás
podría bailar
para ti.

iñaki navarlaz rodríguez

Desencuentros

*Imagen de Alexas_Fotos

Anuncios