Deja que me muera

Deja que me muera. Como las flores del invierno y los ríos en las playas, con ese morir despacio para seguir camino en la tierra. Deja que me muera. ¡Y todos los días!, volveré a mirar como sobrevuelas la vida, las nubes que mecen tus momentos de tormentas y veranos. Jamás te olvidaré pero… Deja…