El tren sin estación

Adiós beso pasajero,

capaz de huir del aire
sin mojarte con la lluvia
que quiso caer ayer.

Adiós beso viajero,

que me hiciste recordar el olvido
y me diste muerte.

Adiós beso extranjero,

que jamás te enamoré.

iñaki navarlaz rodríguez

Puertas de metal

*Imagen de PublicDomainPictures