El hombre olvidado

Aquel hombre que hoy se esconde
bajo su manta de cartón y olvidos
recuerda los días de chapas y canicas,
los momentos de risas y balones
en los campos que ahora son cemento;
ese cemento que lo amarra y abandona,
y aunque libre de techo sobrevive
siente la cárcel de la soledad infinita
en cada segundo de su miseria,
ésa que lo arrastra del día a la noche
imparable,
en gerundio,
sin futuro y sin pasado.

Hoy aquel hombre ya no está,
se marchó con sus sueños y lágrimas.

No quiso estar.

Dejó pasar al último día
para que no le olvidaran más.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen de Leroy_Skalstad