No tengo más poemas

No tengo más poemas,
se me han caído todos de las manos,
me han dejado solo, como huérfano,
han huido las palabras del mañana,
se han quedado encadenadas al ayer
para mis lágrimas y mis lamentos;
¡Qué sinsentido! ¡Qué sombras tan alargadas!

No tengo más poemas,
deben estar en una isla sin gps,
solos, abandonados, esperando a las olas
que lo arrasen todo,
como mi pluma, mi tinta,
que ya han asesinado a todas mis neuronas,
y jamás encontrarán al culpable.

iñaki navarlaz rodríguez

Cajón desastre

*Imagen de cromaconceptovisual