Entre la vida y la muerte

Nada hay que despierte mis sueños al mundo del ocaso,
y sin embargo todo está fuera de mis palabras dictadas
como una sombra que perpetua se arrastra
tras las huellas de un hombre que olvidó respirar al nacer.

No soy un héroe, ni siquiera un cobarde algunas noches,
siempre perdido entre la verdad y las cosas que hay
detrás de mi ventana,
un árbol,
un camino,
un pozo,
una puerta,
una luz y mil flores,
tierra y horizontes,
murmullos y locura.

Sólo un hombre que boga por la tela de una araña
viendo lo que no ve y se aferra,
dormido en el viento que mece la cuerda
que es columpio entre la vida y la muerte.

iñaki navarlaz rodríguez

“Corazones idiotas”

*Imagen de jraisleger