Así pasen 100 años

Cuando la edad no importa,
ni el tiempo, ni los sueños
porque aún pueden convertirse,
todo ocurre como si no existiese,
bañado en un suero desconcertante,
fútil, risueño,
largamente descuidado…

iñaki navarlaz rodríguez

“Corazones idiotas”

Imagen de PublicDomainPictures

Anuncios