30-06-2018

Si tengo que morir, que sea de cansancio, de hartura, de haber consumido la sangre de mi propio cuerpo. iñaki navarlaz rodríguez “Manifiesto” *Fotografía tomada el 23/06/2018 en Pamplona/Iruñea durante la noche de San Juan

Recuerdo de ese hombre

Recuerdo de ese hombre las huellas amontonadas en su camino, las fotos de su corazón después de amar, cuántas veces dijo que saltaría, o el tiempo que dejó dormido en el viento. Recuerdo sus ojos viviendo y sus labios callados, las manos sucias de azahar, pinceles abandonados en un dibujo cuando voló con las palabras…

Entre la vida y la muerte

Nada hay que despierte mis sueños al mundo del ocaso, y sin embargo todo está fuera de mis palabras dictadas como una sombra que perpetua se arrastra tras las huellas de un hombre que olvidó respirar al nacer. No soy un héroe, ni siquiera un cobarde algunas noches, siempre perdido entre la verdad y las…

Píldora 3

Qué pequeñas se hacen las jaulas cuando eres pájaro. Iñaki Navarlaz Rodríguez *Imagen de Pexels

Pequeñas

Las trampas a la humanidad huyente son infinitas jaulas de muerte, fondos de mar como cementerios programados por los reinos del dolar y las mentes pequeñas. Y seguirán dándoles muerte los corazones helados que dominan las fronteras de la tierra, esas, que pusimos los hombres que teníamos bandera, para escondernos del miedo de nuestras almas…

Abrazados contra las sombras

En imperdonable necedad y sombras alargadas se mueven los vientos de la ley en injusticia, como mordiendo a la mujer masacrada. Y en esos mordiscos de sinrazón se muestran las últimas vergas, con la calle saliendo en grito imparable, con corazón, abrazados. iñaki navarlaz rodríguez “A la contra” *Fotografía propia tomada en la manifestación realizada…

23-06-2018

“Huellas” Caen las pesadas hojas del otoño como las huellas de la guerra, y esperando en un cajón se esconden esos sueños perdidos que mientras se fuman la noche hacen que los segundos se disfracen de siglos. Y siguen lloviendo balas con los labios pintados de sangre. Y sus besos atraviesan los corazones enamorados como…

Sinsentido

Aún tengo el día encogiendo al corazón que enjaulado entre la rabia y el estupor deambula entre sueños de sombras alargadas, adueñándose del grito me mi voz diciendo NO. Aún tengo el día apuñalando a la razón que pisoteada en sinsentido, herida se levantó, acompañada en las calles por miles de almas exigiendo justicia e…