De un solo trago

De un solo trago se bebió el vaso de la vida,
tan rápido,
tan incesante,
como el camino que recorre la espiral
hacia el horizonte inexistente.

Sus palabras se volvieron sueños inacabados,
retazos de hambre envueltos en insomnio,
un relato de mentiras alucinantes.

¡Pero su instante dejó marcas en el cielo
como las estrellas permanecen suspendidas en el vacío!

Su vida pasó como una respiración condensada,
como un huracán entre el aire,
y su casa;
como el hastío del universo envuelto en la razón inhumana,
y su muerte;
como un segundo de la inmensidad.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“El pasajero de la incertidumbre”

Imagen de PixelAnarchy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s