Rozo tus labios

Ya,
en busca
de los caminos
perdidos en los horizontes
de los días que acontecen.

Encontrados los pies, que descalzos
recorren las esperanzas bienvenidas,
rozo los besos,
las nubes,
vuelo.

iñaki navarlaz rodríguez

“A la contra”

Imagen de ivanovgood

Anuncios

Miradas derrumbadas

Quedan solas las miradas deshechas,
en el tránsito, olvidadas
de la vida,
en destrucción,
abandonadas.

Y
no quieren
tener que mirar
hacia los viejos horizontes,
que callan y las derrumban.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“A la contra”

Imagen de wjgomes

Todas las bombas

Todas las bombas caen en el mismo mundo,
allí, en el tercero, en el escombro de la vida,
donde el olvido permanece siempre y
recuerda que el camino es impenetrable.

Todas las bombas tienen el mismo nombre,
el que quedó escrito en ninguna parte,
el que pasó rápido por la vida y
quedó sepultado sin lágrimas, sin tiempo.
Iñaki Navarlaz Rodríguez

“Poesía de palabras duras”

Imagen de WikiImages

Cegueras

En las sombras del pasado la memoria revive el futuro,
y en ese horizonte, el hombre pierde tiempo.

Muchos años pasan sin ser dibujo,
muchos días se agolpan bajo su mirada
para cantar a lo que se fue y no volverá.

Este adiós infinito; que arrasa;
se esconde entre los surcos de las ideas e imagina rodar,
porque ya no sabe soñar alejado de las caricias.

Y en cada instante que muere es un pez
atrapado en la red del olvido; mientras,
al otro lado del mundo suena la despedida
y ya no recuerda que sigue viviendo…

Y las luces nos enseñarán a mirar.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“La verdad muerta”

Imagen de Free-Photos -editada

Mi corazón

Mi corazón tiene rejas y puñales,
frases de tal o cual noche,
bailes,
ratos acostado entre serpientes y caricias;
también tiene besos y amaneceres
rodeados de lobos inventados.

(se abren puertas y caen cadenas del cielo para cogerme los dedos)

Mi corazón está a solas consigo,
lejos de cualquier estrella que veo,
pero tan encima de la tierra
que llora cuando llueve,
y duerme cuando el sol sale a beber.

(se retuercen las calles y las casas del cielo para cogerme los pasos)

Siempre han existido otros corazones
para vivir de prestado amores antes ya enterrados,
también barcos con rumbo perpetuo
descolgados del mar y las playas;
entre fieras o muñecas de cartón
siempre elegí un beso prolongado que,
ya di cuando el miedo me dibujó culebras.

(se vuelan las nubes y los planetas del cielo para cogerme los sueños)

Mi corazón pierde la vida y la sangre,
le duelen las venas de día,
al dormir el alma;
y las entrañas se revuelven en la conciencia
que se pierde cada vez un poco más
entre los labios de tantas noches
y los poemas que no dictó dios.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“Corazones idiotas”

Imagen de PhotoMIX-Company

Navarra, la CCAA en la que más se redujo la producción de libros en 2017, un 34,6 % #kulturanabarra #noticiasculturales

21/05/2018 Efe – Noticias de Navarra / Fotografía de Javier Bergasa

Navarra es la comunidad autónoma en la que más se redujo la producción de libros en 2017, un 34,6 %, con un total de 569 libros editados.

Cataluña y Madrid aportan el 63,5 % del total de la producción de libros, con una participación del 34,2 % para Cataluña y del 29,3 % para Madrid, seguidas de Andalucía con el 15,3 %.

La producción de libros aumentó un 4,6 % en 2017 respecto al año anterior, según el avance sobre el estudio de Panorámica de la Edición Española de Libros hecho público hoy por la Secretaría de Estado de Cultura.

El informe elaborado a partir de un análisis de los datos proporcionados por la Agencia del ISBN cifra en 89.962 los libros registrados, de los que el 68,4 % del total fueron en papel, mientras que la edición electrónica supone el 31,6 % de la producción.

El 94,2 % de los libros se editaron en lenguas españolas y destaca, a gran distancia… Seguir leyendo

Expolio y muerte del terror nazi tras el erotismo de Klimt #noticiasculturales

20/05/2018 Efe Viena – Diario de Navarra / Imagen de “La dama de oro” de Gustav Klimt

Tras los dorados y el refinado erotismo de que hace de Gustav Klimt un favorito del gran público, hay muchas historias de expolio y muerte causada por el terror nazi y que una exposición recuerda ahora con motivo de la conmemoración este año del centenario de la muerte del pintor austríaco.
“El público de Klimt es muy poco crítico. Les gusta los dorados, la estética”, cuenta a Efe Niko Wahl, comisario junto a Marion Krammer de la exposición “Klimt perdido”, y que explica a Efe que esta muestra quiere completar esa visión superficial.

Para ello, la Villa Klimt de Viena, donde una vez estuvo el taller del pintor, acoge hasta septiembre esta muestra que narra no sólo la historia de esos lienzos, sino también de quienes los encargaron y compraron y que luego los perdieron, a veces junto a la vida, cuando la Alemania nazi se anexionó Austria en 1938.
Klimt es quizás el artista que más se relaciona con arte expoliado durante el III Reich, por el gran número de casos y por la relevancia mediática de algunos de ellos, como el de la “Adele Dorada” que Austria tuvo que devolver en 2006 a los herederos del industrial judío al que pertenecía, tras décadas de batalla legal.

“Hay muchos casos de Klimt porque había muchos coleccionistas judíos”, aclara Wahl.

Familias que en la Viena de principios del siglo XX pertenecían a una burguesía… Seguir leyendo

Besos que salvan vidas

Los besos que enloquecen la vida
han regresado al horizonte inexplorado,
y ya no pueden
frenar su acometida,
ni quieren.
Desbordan.

Desbordan
los caminos
de las sombras
que perdidas en miedos
dormían acostumbradas en el laberinto,
acurrucadas en los sueños del olvido.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“A la contra”

Imagen de Free Photos

El país de la pandereta extrema

Hoy en televisión toros y franquismo,
aplausos viejunos de almas descorazonadas,
salivas y sangre golpeando la arena,
tradiciones de muerte, y muerte.

Y en esa España, de sombras y tierras arrebatadas,
que se esconde en el horror y la humillación,
se jalea el pecho descamisado,
mostrando sus cadenas de oro, y de muertos.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“Poesía de palabras duras”

Imagen de Almudena Sanz Tabernero