La lluvia teje…

La lluvia teje en las miradas
lágrimas aferradas a la piel,
pequeñas muecas de olvido
en las caricias
que perdemos
solos.

Y
en esa
soledad de infinitos
reproches, de bailes acabados,
nos ruge el corazón aplastado,
mojados en lágrimas de lluvia demoledora.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

“A la contra”


Imagen de G4889166