La gran pistola del hombre pequeño

La locura se ha hecho dueña de la calle,
el desprecio más sutil gobierna de la mano del miedo,
mientras por el horizonte empiezan a colgar
cuerpos que ya no quieren respirar,
y en esos momentos en los que se odia
los hombres devoran el olor maldito de la sangre.

El río se vuelve mar cuando anochece,
el viento comienza su baile
al son de una descarga de veneno,
mientras en las ventanas aparecen miradas furtivas
buscando un motivo para matar,
y es entonces cuando la vida se va,
con el ruido enmudecido de una explosión.

Y los hombres envidian mientras la muerte mira,
el amor desaparece cuando se drogan
para superar las palabras vacías de la conciencia,
y es entonces,
cuando ellos se suicidan porque la vida no puede.

Iñaki Navarlaz Rodríguez (La verdad muerta)


Imagen de esus4 (Pixabay) – editada

4 comentarios en “La gran pistola del hombre pequeño”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s