Cuando nace un fascista todos nos morimos un poco

Cuando ves pasar el tiempo y crees que las heridas están cerradas,
miras,
y la hemorragia nace de nuevo escondida tras la palabra,
desligada de la violencia pero con sus padres gobernando.

Sueñan con un mundo puro que ofrece paz y libertad,
creen en dios pero despertamos sucios,
nos dan guerra y sufrimiento,
su dios es la hipocresía de la vida.

Se pasean y la hierba no crece,
la raíz del hombre sucumbe silenciosa
y se alzan poderosos como perros rabiosos
que matan por matar.

Son psicópatas de su imbecilidad,
son el cáncer de esas muertes locas
que les arrastrarán a un pozo lleno de frialdad,
donde nos morirán y despertarán.

Cuando ves pasar el tiempo y crees que las heridas están abiertas,
miras,
y la hemorragia está cerrada y escondida tras la multitud,
desligada de la ley, quién te dice que no volverán.

Iñaki Navarlaz Rodríguez


Imagen de WikiImages (Pixabay)

8 comentarios en “Cuando nace un fascista todos nos morimos un poco”

  1. “Se pasean y la hierba no crece”, qué bueno.
    ¿La imagen no es de “La vida es bella”? No tengo palabras para definir esa película, ni sé cuántas veces la he visto. Por cierto que se la acaban de poner en la ikastola a mi hija de 11 años, yo hubiera dicho que son pequeños para verla, la verdad que no la ha entendido muy bien.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s