Matar

Hoy he matado a un hombre madre.
Y siento que tu carne se pudra así,
que la flor que tu plantaste sea alimaña
y vicio asesino de arrebato inconsciente.

Y hoy maté porque se lo merecían.

Vi viajar entre el orgullo una mirada extraña,
un camino empedrado de agujas ardiendo
que saltaban al encuentro de mi espíritu condenado,
y no pude frenar ese impulso consciente.

Y hoy maté porque quise.

Hoy he matado a un hombre madre.
Siento ser un hijo drogado por el cemento,
vaso medio vacío de licor amor
y flor de capullo envenenado.

Y hoy maté por puro placer.

Vi viajar entre el aire un sudor frío,
sentí enloquecer mi mente perversa,
luché por un hueco en ese sillón de plástico
y volé como un ciego a través del miedo.

E hice lo que todos quieren hacer…

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de DasWortgewand (fuente Pixabay)

2 comentarios en “Matar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s