El arte de gozar te mató

A Farrokh Bulsara

La música de un alarido enfermo recortaba las hojas de las noticias,
abatido y solo vivía ya en un rincón con su bella voz,
el viento transportaba su último aliento de esperanza,
“todo continua” decía.

Abatido y digno de un dios griego,
amarillentos y borrachos trazos de una vida demasiado dura.

¿Quién quiere vivir eternamente?

Una visión, un hombre invisible que muere en su propia fiesta,
la lluvia que trae un ansiado milagro silencioso y tenue,
mojando todas las flores del campo e inundando los valles de sol,
mostrando al mundo su escándalo.

En sus manos tuvo el poder de una guitarra muriente,
en su garganta tuvo mil palabras y no tuvo tiempo de cantarlas,
todo se le fue precipitadamente, en un suspiro,
pero su arte permanecerá eterno, volando,
siempre libre, sin dependencias, odiado y querido,
pero jamás olvidado.

Así que, ¡no vuelvas voz!
porque nunca te has ido…

¿Quién quiere vivir eternamente?

Necesitábamos un poco de tu magia…

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de El País

3 comentarios en “El arte de gozar te mató”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s