La luz del vino

La luz de aquellos poemas bacos

ha vuelto a enseñarme la razón de mi soledad,

el estúpido camino que me zarandea

hacia un horizonte malditamente perverso.


Aún recuerdo cuando ante mis ojos se escribían

versos tan inexplicables para ellos

que ese halo misterioso que los rodeaba

se ha perdido con mi espíritu…

Y ya sólo veo, cuando el vino

me retrocede a momentos de inocencia

mientras trato de perderme en brazos del engaño

y sueño porque no puedo dejar de existir.


Si esto no es morir quizá sea

el repentino suspiro del enamoramiento,

pero ante esta imposibilidad,

emborracho de vino la poesía de la vida.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de coxy1979 (fuente Pixabay)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s