El hombre del espacio

El hombre del espacio ha olvidado el camino que le regresa

a casa,

y no sabe retroceder sus pasos porque ya no vive

en sí,

yace bajo un techo transparente lleno de sueños que no le dejan

despertar.


Mientras, el viento le susurra libertad y observa

la soledad

que rodea la acera que le vio

nacer.


No entiende que el aire se vuelva bruma,

que el arte no sea más que un vacío entre

la sombra y el espíritu.


Y al hombre del espacio le han soñado con un color

de blanco sobre sombra infinita,

con un camino que no tenía senda.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de Photoshop_Addict (fuente Pixabay)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s