Hasta que la noche se una con el día

Veo que tus ojos me miran,

que tus labios me besan,

pero no siento que tus manos me acaricien,

y me duele…


Veo que tus pasos se acercan imparables,

que tus dibujos son colores de mi boca,

pero no puedes gustar en soledad lo que sientes,

y te duele…


Veo que tu cuerpo se balancea junto al mío,

que mi respiración se mezcla con tu voz,

pero no escuchamos el silbido de nuestro corazón,

y nos duele…


Somos dos hojas del mismo árbol,

dos pájaros que vuelan desorientados,

dos amigos que se aman

y no saben que quieren pasear unidos…


Hasta que la noche se una con el día.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de baptiste_heschung (fuente Pixabay)

3 comentarios en “Hasta que la noche se una con el día”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s