Akelarre

Y el fuego sube entre el viento como una gran lengua de dragón acunada por las brujas que nos protegen.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

AKELARRE

Pamplona – Iruñea. Barrio de Sanduzelai – Noche de San Juan. Junio 2017. Fotografía de Iñaki Navarlaz Rodríguez

 

Mentiras

Voy paseando lentamente mientras presiento que la vida es una mentira,

y siento como las palabras de ayer

dejan un mundo de falsa alegría.

Vivo entre la ignorancia gentil, presuntamente sabia,

tratando de aprender lo que siempre ha sido enseñado,

pensando imaginar un nuevo color,

sin saber que ya ha sido dibujado.


Algunas veces recorro la oscuridad pero no encuentro lo que busco,

una palabra verdadera,

y sigo el camino marcado por esta vaga sociedad,

deambulando de la noche al día

sin poder separar del odio el amor,

cargando con el peso de lo incierto,

viviendo la vida de otro y desapareciendo por no morir matado.


Otras veces recuerdo la fantasía,

descubro una risa inocente,

pero prontamente termina donde descansa la mía,

en un suburbio de la mentira,

engañada por algún payaso borracho,

transmitiendo la no verdad,

ahogándose bajo la aguas del barro,

sin hacerme sentir la palabra de los vientos,

no sabiendo si vivir o morir, y quizás dejarlo para más tarde.


Presiento que la vida es una mentira y no puedo

condenarla…

Veo las murallas de la falsedad y no puedo

derrumbarlas…

Sigo el camino lento de mi ilusión y no quiero

terminarlo…

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de Activ-Michoko (fuente Pixabay)

Joaquín Márquez y Juan Karlos López-Mugartza, ganadores del XI Ciudad de Pamplona de poesía

Joaquín Márquez, en la modalidad de castellano, y Juan Karlos Lopez-Mugartza, en la de euskera, son los ganadores del XI Concurso Internacional de Poesía Ciudad de Pamplona, organizado por el Ayuntamiento de Pamplona y el Ateneo Navarro.

Joaquín Márquez ha obtenido el premio con el poemario ‘La vida a contraluz’ y Juan Karlos Lopez-Mugartza con ‘Bihotz hauskorrak osatu eta portu handira iritsi dira’.

Los premios se han fallado este jueves en el Palacio del Condestable y han sido hechos públicos por la directora del área de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte, Maitena Muruzábal. Están dotados con 3.000 euros, la publicación de las obras ganadoras en las editoriales Celya y Denonartean y una escultura que representa a la ciudad de Pamplona. Los galardones se entregarán el próximo mes de octubre.

El jurado ha estado compuesto, en la modalidad de castellano, por Evangelina Soltero, doctora en Filología Hispanoamericana y Vicedecana de Estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid; Jesús Munarriz, director-gerente de la Editorial Hiperión y Javier Asiáin, poeta, cofundador del Premio de Poesía y Secretario del Jurado.

Para los textos en euskera, el jurado lo han conformado el vocal de Euskera del Ateneo Navarro y profesor de la UPNA, Ekaitz Santazilia, la filóloga y profesora de la UPNA, Consuelo Allué, y el editor Denonartean, Unai Pascual, ha explicado el Consistorio pamplonés en un comunicado.

En el poemario en castellano, el jurado ha destacado que “es un libro de sonetos impecable” y en el de euskera su “euskera cuidado, los juegos de palabras y el aporte que hace en poesía visual, una novedad”.

AUMENTAN LOS POEMARIOS DE OTROS PAÍSES

Este año se han presentado 319 poemarios frente a los 282 del año pasado y los 184 trabajos de 2015. Por segundo año, el concurso entrega dos premios, ya que se ha convocado tanto en castellano como en euskera. En la modalidad de euskera se han recibido nueve poemarios y el año pasado fueron 19.

El 65% de las obras presentadas en castellano (208 de las 319 recibidas) tienen una procedencia nacional cuando el año pasado este porcentaje fue del 83%. El 35% (102 trabajos) proceden de 17 países diferentes, cinco más que en 2016. Desde los que más trabajos se han recibido han sido México (22), Colombia (18), Argentina (17) y Cuba (14). A ellos se unen con siete obras Chile; con seis Venezuela; con cinco Perú; con cuatro Estados Unidos; y para finalizar, con una Alemania, Andorra, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Israel, Marruecos, Rumanía y Uruguay.

A nivel estatal, la autonomía con mayor número de obras presentadas es Madrid (41), seguida de Andalucía (39), Cataluña (22) y Navarra (16, 10 menos que el año pasado y pasa de la tercera a la cuarta posición). A continuación se sitúan, Castilla y León (18), País Vasco y Castilla-La Mancha (ambas con 14), Comunidad Valenciana (11) y Aragón (8). Completan la lista con seis Galicia; con cinco Extremadura; con tres Asturias, Cantabria y Murcia; con dos Canarias y La Rioja y con uno Baleares. Además, nueve trabajos tienen una procedencia desconocida.
Asimismo, de las nueve obras recibidas en euskera, dos proceden de Pamplona, cuatro de Guipúzcoa, dos de Vizcaya y una de Huelva.

LOS GANADORES

Joaquín Márquez nació en Sevilla en 1934 y reside en Sanlúcar de Barrameda. Desde 1984, se dedica por entero a la literatura. Ha publicado más de veinte libros que han sido distinguidos con premios como el Boscán, el Ausias March, el Ciudad de Barcelona, el Tiflos o el de la Feria del Libro de Madrid.

A partir de 1984 ha simultaneado su ocupación como poeta con su tarea como narrador. Es autor de cuatro novelas y por la segunda, ‘El jinete del caballo de copas’, obtuvo el Premio Andalucía. Desde 1974 hasta 1979 fue director de la revista ‘Cal’.

Por su parte, Juan Karlos Lopez-Mugartza es profesor de Lengua y Literatura Vasca en los Grados de Magisterio y vicedecano de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Pública de Navarra. Entre los premios de poesía en euskera ha recibido el primer premio ‘Felipe Arrese Beitia’ de la Real Academia de la Lengua Vasca – Euskaltzaindia y la mención de honor en el Premio Xalbador de la Caja de Ahorros Municipal de Pamplona. Colabora con las revistas ‘Constantes vitales’, Maiatz’, ‘Hatsaren poesía’ y ‘Guaixe’.

Noticia publicada en Diario de Navarra

Imagen de Iñaki Navarlaz Rodríguez (Ciudadela de Pamplona)

La maldición de Byron

Soy un cuerpo maldito, una mirada perversa

que mira por debajo de tu piel,

y gime de placer cuando contempla

el instante que precede a un beso.


Atrapado por una mente extraña

retuerzo mis pensamientos por un mar

de olas inexistentes y corales venenosos,

y en esos segundos se golpea mi vista

contra el bestiario…


Con el alma de rojo, con los ojos de aturdido,

escucho lo ya callado,

entre mentiras y sórdidas ideas

reclamo un sitio para una historia irreal.


Mientras, tú fracasas al compás de una maraca,

y yo río mi inocencia condenada…


Soy una maldición que se arrastra a por ti,

y cuando llueva morderá tu alma seca

para mojarla de zumo perverso,

respirando el aire que te ahoga

y muriendo para vivir,

vive para soñar,

y sueña para mí.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de SpiritBunny (fuente Pixabay)

 

Me duele el corazón

Me duelen las venas y el corazón,

las palabras y la sonrisa,

me duelen las pupilas y el cerebro.


Alguna vez me acuerdo de la luna

cuando tumbado entre una maraña de sombras

fumaba yerbas de aires que traía el viento,

otras, apenas sé pronunciar mi nombre

porque no me atrevo,

y huyo, renuncio y bebo,

y hasta la sangre me duele cuando beso.


Si tomo una espada me corto

las manos,

si levanto la mirada el sol me quema

los ojos,

si vuelvo la cabeza pierdo

la vida

y no la encuentro…

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de andreas160578 (fuente Pixabay)

Piel

Al poeta le duele la piel, al mundo el alma.

Y el viento vuela como el papel arrugado

en busca de un imposible perfume de mujer

que le haga olvidar esa tristeza que lo perturba,

y quizá dé sentido a su muerte.


A una mirada en la sombra vuelve el deseo,

dos cuerpos sintiéndose uno,

mil almas llorando en soledad,

una vida tornándose color tormenta…


Al poeta le duele el acero, al mundo el cristal.

Y el humo atraviesa las piedras como un suspiro

al encuentro de un beso que jamás recibirá,

porque está solo, y solo morirá,

en un día de invierno que soñó sin piel.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de Pexels (fuente Pixabay)

Kultur lleva 40 actividades a 38 localidades y enclaves de interés de Navarra

EFE – Martes, 13 de Junio de 2017 – Actualizado a las 13:28h

PAMPLONA. Música, danza y artes plásticas se ofertan en las 40 actividades culturales que ha programado Kultur para este verano en 38 localidades y enclaves de interés paisajístico y natural de Navarra.

El programa, que cumple veintiún años, se desarrollará entre el 23 de junio y el 9 de septiembre y se completa con visitas guiadas por castillos, monasterios, cuevas y bodegas, paseos a caballo, catas de vino, degustaciones, rutas por ciudades y talleres.

La edición de este año ha sido presentada hoy en rueda de prensa por el director general de Cultura, Fernando Pérez, la directora del servicio de Acción Cultural, Dori López, la comisaria de las exposiciones Alexandra Baurés, y el músico Javier López Jaso, del grupo Piazzola 180 grados.

Se trata de un programa de la dirección general de Cultura, que lo financia con 260.000 euros, en colaboración con la dirección general de Turismo y Comercio, que propone para los jueves, viernes y sábados una atractiva programación artística que se completa con una actividad en el ámbito turístico.

En este sentido, Dori López ha apuntado que entre sus objetivos figura el difundir un programa cultural y artístico de calidad en colaboración con las entidades locales, a la vez que promocionar a los artistas y poner en valor el patrimonio tanto artístico como natural de la Comunidad foral.

Con ese fin se han programado 40 actividades, 37 de música y danza de géneros diversos como folk, jazz, blues, pop, rock o coral, que se adaptan a los distintos escenarios, y tres intervenciones artísticas en Tafalla, Señorío de Bértiz y Aoiz.

Entre los enclaves elegidos figuran la colegiata de Roncesvalles, las cuevas de Zugarramurdi, los monasterios de Leyre, Irantzu o La Oliva, el bosque de Orgui, los castillos de Marcilla y Javier o la Torre Jauregia de Donamaria, además de plazas, iglesias, auditorios, casas de cultura o frontones de localidades distribuidas por toda la Comunidad foral.

Todos los espectáculos serán gratuitos, salvo el que protagoniza el 23 de junio en Tafalla el grupo Elfenthal Opera Rock, con Maite Itoiz y John Kelly, y el de Igelaren Banda en Zugarramurdi el 6 de julio, para que el que habrá que abonar la entrada a las cuevas.

Además de a esos grupos a lo largo del verano se podrá escuchar a otros como Mafalda, Kherau, Tipitako, Fix This, Sultans of Wing-Tributo Dire Straist, Iñaki Ascunce & Bob Sands Big Band, Alberto Arteta Group, The Disappointments, Lazy Daisy Band, Broken Brothers Brass Band, Gregario de Luxe, Lou Topet, Iseo & Dodosound, Solul Meeting, Alos Quartet, Jerez Texas, O’Carolan.

Los espectáculos Dantzaz y de la compañía de danza Arantxa Villanueva forman también de una oferta cultural, cuya calidad ha sido resaltada tanto por los organizadores como por uno de los músicos, Javier López Jaso, quien actuará con su grupo Piazzola 180 grados en el Robledal de Orgi el 19 de agosto.

Las tres propuestas de artes plásticas han sido detalladas por Baurés, quien ha comentado que cada una se adapta a su espacio expositivo, al tiempo que ha avanzado que no se trata de exposiciones al uso, sino que todas tienen sorpresas.

En el centro cultural de Tafalla, del 30 de junio al 25 de julio, estará abierta la exposición “Biodome”, de Abigail Lazkoz, quien utiliza un zoológico de Montreal como metáfora para aproximarse al ser humano en su entorno natural.

El parque natural del Señorío de Bertiz acogerá del 20 de julio al 4 de septiembre, la exposición de Bego Antón, con la participación de Sauvage, que lleva por título “Haiek Danak Sorginak (todas ellas brujas), que alude a supuestas prácticas de brujería.

Por su parte, el pintor Luis Vassallo expondrá en la casa de Cultura de Aoiz, del 4 al 30 de agosto, “Cuadernos de verano”, una muestra integrada por dibujos y pinturas, en la que además iniciará una nueva línea de trabajo con tres esculturas de gran tamaño.

Noticia publicada en Diario de Noticias

Imagen del cartel de Kultur2017

Bebedor

El borracho pasea solo el camino.

En el mundo es un pingajo,

en la vida, es un alma desapercibida.

Entre las curvas de una botella

saborea un beso que le dio el vino,

y en esa hora que el día pierde

disfruta de su sueño más eterno.

Flores mamando licor,

agua que dios envenenó…


Y que él bebió.


Aquella gota serena le absorbió,

le enseñó que el mundo

no terminaba en el horizonte,

y ni siquiera pudo ver

los pasos que olvidó.


El borracho huyó caminando,

recorriendo las sombras de su soledad.

Y feliz supo entonar aquella melodía

que lloraba la tristeza de la alegría efímera.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de bomei615 (fuente Pixabay)