El mundo y mi nombre

El mundo ha pertenecido a mi nombre

y mi música se ha llevado sus palabras,

mientras, en soledad se sueñan,

las huidas de un encanto pasajero.


Al calor de un viento endemoniado

se han roto unos pensamientos equivocados,

y una luz azul ha llorado aburrimiento,

viendo pasar ante sí, un desierto enrarecido.


El invierno se ha dormido solo

entre una lluvia de espejos trasparentes

y un sabor a miel engañada,

al tiempo, que el camino recorría mi cuerpo.


El mundo ha pertenecido a mi nombre

y mi música se ha llevado sus palabras,

callado, quizá levemente perturbado,

ha hecho sonar un demonio enamorado

Iñaki Navarlaz Rodríguez

Imagen de Jan-Mallander

2 comentarios en “El mundo y mi nombre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s