Dios asesino de dios

Dios ha despertado mirando

sin abrir sus ojos que nada ven,

mientras en cada rincón de barro

se rezan en su gloria oraciones imposibles,

y a la luz del horizonte responden

los gritos de una gaviota en morirse,

al momento que vuelve a nacer

bajo la piedra santa,

otro dios asesino…


Otro dios asesino que esconde

en sus plegarias, la sangre del gusano,

enano que necesita ser encarcelado

porque no puede soportar estar vivo.

En el mismo instantes que el nuevo mesías

cae muerto por las armas del terror

de estado que no es beato, sino puto,

y ese daño que mata a dios,

¿es Dios?

Y no lo sé.


Dios ha despertado mirando al verdugo,

contemplando cómo la tormenta arrastra,

perdiendo la llave de la cadena que nos frena,

mientras, otro dios ha sacado su pistola

y le ha apuntado entre los ojos…

¡Bang!


Para después suicidarse y dejarnos solos…

esperando al último dios asesino.

Iñaki Navarlaz Rodríguez

1995 – 2017

Imagen de Unsplash

Un comentario en “Dios asesino de dios”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s