¿Soy?

Soy el pájaro al que rompieron un ala; un soñador de sueños inacabados que va huyendo de la realidad y de los amores pasajeros. Soy el niño que no llegó al cielo, el cuervo al que sacaron los ojos; y sólo sé, lo que no deseo, ver morir y volverme loco. Soy el vaso que…

El tren sin estación

Adiós beso pasajero, capaz de huir del aire sin mojarte con la lluvia que quiso caer ayer. Adiós beso viajero, que me hiciste recordar el olvido y me diste muerte. Adiós beso extranjero, que jamás te enamoré. iñaki navarlaz rodríguez Puertas de metal *Imagen de PublicDomainPictures

¡Ese Lorca!

Ciudad sin sueño No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie. No duerme nadie. Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas. Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna…

Sopa de carroña

Nos han tirado a los carroñeros, ¡a qué nos devoren! sin defensa, sin poder clavar nuestras fauces en sus malditos corazones de hierro, nos han dejado desmembrados en el centro de la tormenta. Y ya no hay salida, ni siquiera camino angosto, sólo parece que en esta nueva soledad que nos amarra la felicidad que…

De la violencia al arte

“Uno nunca sabe donde puede encontrarse el arte y la creatividad, a veces los lugares más insospechados esconden una fuerza creativa que al final los reconstruyen de una forma totalmente distinta hasta como entonces habían sido vistos. Primero cambió la vista, después la mirada.” Leer más en… La creatividad de Bogotá renace en las cenizas…

Furia

En tu fuerza e inmensidad escondes vida, mucha. Una vida que nosotros estamos plastificando para ahogarte en tu propio oleaje… Pero no sabemos que tu furia podría desbordarnos. iñaki navarlaz rodríguez Galería

El hombre olvidado

Aquel hombre que hoy se esconde bajo su manta de cartón y olvidos recuerda los días de chapas y canicas, los momentos de risas y balones en los campos que ahora son cemento; ese cemento que lo amarra y abandona, y aunque libre de techo sobrevive siente la cárcel de la soledad infinita en cada…

Estrella de mar

Ya no fue a dormir con el alba, se quedó con las nubes y el sol a pasar las noches que le quedaran; viajó en el paracaídas de la yerba y la jarana, hasta que se paró su tiempo. Abandonó su baile con las estrellas para meterse en un traje de caballo y poner su…

El sol

El sol en sus lágrimas deja caer tormentas que secan las almas de la naturaleza, ésa que no reza ni piensa, que se levanta con fuerza indomable para volver al principio. iñaki navarlaz rodríguez Micropoemas de la tierra *Imagen de Alexas_Fotos